“Chepe Luna” sí tiene alerta roja de Interpol

 

La alerta internacional se emitió en 2004 y luego se reactivó en 2010 con base en un proceso judicial entablado en Washington contra Luna por la comisión de supuestos delitos. El vocero de la Secretaría de Seguridad afirmó que “sí está en el sistema” de Interpol la alerta roja.

 

 

Luna salió en libertad el miércoles y nadie se hace responsable por su fallida captura.

 

 

TEGUCIGALPA, Honduras

La Secretaría de Seguridad confirmó que el empresario del transporte José Natividad Pereira Luna tiene alerta roja por la Policía Internacional (Interpol), pero que se le dejó en libertad porque se le arrestó con base en una orden de captura emitida por un juzgado nacional que se había revocado.

El vocero de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía, afirmó que “sí está en el sistema” de Interpol la alerta roja contra el hondureño conocido como “Chepe Luna”, solicitada por un juzgado de Washington.

La alerta internacional se emitió en 2004 y luego se reactivó en 2010 con base en un proceso judicial entablado en Washington contra Luna por la comisión de supuestos delitos .

“Washington lo está pidiendo y él (Pereira Luna) deberá enviar a su apoderado para que constate y haga los trámites que le corresponden referente al caso”, dijo Mejía.

La Policía Nacional no explica por qué no se percató que la orden de captura que usó para aprehender a Pereira Luna estaba vencida.

Arresto fallido

Luna fue arrestado el martes pasado en la empresa Transportes Ulúa, de su propiedad, por elementos de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) en cumplimiento de una orden de captura emitida en 1998 por un juzgado de Choluteca.

El detenido fue llevado a la Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación (DNSEI) en la capital y posteriormente se le remitió a la Dirección General de Migración.

Pero la defensa legal de Luna comprobó que la orden de captura girada por el Juzgado Seccional de Choluteca se había anulado y presentó un recurso de habeas corpus en el Poder Judicial, por lo que se le puso en libertad.

Cuando Luna fue enviado de la DNSEI a Migración, se supuso que se iba a ejecutar su extradición a Estados Unidos.

El subcomisionado Mejía indicó que ninguna autoridad nacional, ya sea Cancillería y la Corte Suprema de Justicia, ha recibido petición formal para extraditar a Luna a Estados Unidos, pese a que existe la alerta roja.

“Queremos dejar claro que en el momento que nos llegue una orden para detener a una persona que ha cometido delitos, el gobierno de Honduras llevará a cabo la acción correspondiente porque nuestro país ya no es un paraíso para los criminales”, remarcó Mejía.

El portavoz recomendó al Congreso que apruebe una reforma para que el periodo de detención de un ciudadano sospechoso de cometer delitos de crimen organizado sea de seis días, para que las autoridades tengan más oportunidad de investigar los casos.

El transportista tiene nacionalidad hondureña y salvadoreña.

Asistencia

Según el Diario Hoy de El Salvador, Luna “también es indagado por lavado de dinero y tráfico de drogas” en ese vecino país.

El fiscal general de El Salvador, Romeo Barahona, indicó que le ofreció colaboración a su homólogo hondureño, Luis Rubí, para proporcionarle información clave sobre los antecedentes de Luna.

“Le hemos ofrecido (a Rubí) toda la asistencia y la información que sea de utilidad para fortalecer la investigación contra el imputado Luna Pereira como parte de la persecución penal regional del crimen organizado”, expresó Barahona.

La prensa salvadoreña asegura que “Chepe Luna” es investigado por la Unidad de Investigación Financiera (UIF) de la Fiscalía por lavado de dinero.